lunes, 26 de marzo de 2012

Talento, Negocios y Cirque du Soleil

Encontrar tus talentos y así definir definir tu rumbo es una tarea dificil muchas veces, otras es clarisimo. Hay talentos que no son auto-evidentes y su exploración requiere algo de trabajo y ayuda.

También las organizaciones muchas veces desconocen sus talentos y tratan de ser mejores en negocios que deberían abandonar para dedicarse a disfrutar su verdadero Potencial y Talentos Naturales... y los resultados de los mismos; o debería explorar sus potenciales no abordados.. escondidos y no vistos por alguna razón...

Quienes lideran Cirque du Soleil, en un modelo muy exitoso de IDENTIFICACIÓN DE PONTECIAL reclutamiento y negocio, buscan artistas de todo tipo que hagan algo de forma extraordinaria, no importa qué, importa lo extraordinario: el Talento.
Como señala S. Covey: “Primero Ser para luego Hacer y así Obtener”.
Luego el equipo de Cirque du Soleil les proporciona un espacio de entrenamiento y los invitan a pensar en una estrategia para poner en escena ese talento más otros talentos...

El resultado es siempre una obra de circo - teatro exitosa; primero está el talento, luego se crea la historia, el resultado está a la vista. KA, una de las más impresionantes obras de Cirque du Soleil centrada en una antigua historia China, desafía a la tradición del teatro y del circo y a la gravedad… haciendo que el escenario se convierta en vertical –el espectador ve el piso del escenario- y así esos artistas de las cuerdas elásticas tienen una batalla sangrienta y a nosotros los espectadores nos tienen más expectantes que nunca!

El resultado: una obra impresionante, la estrategia: un relato emocionante de amor y guerra, el talento: que incluya las habilidades extraordinarias de los artistas reclutados. El proceso comenzó con el talento. La superación un ejercicio de cada uno y de cada equipo y de la organización toda, ya que cada artista desea ser el mejor!

Cirque du Soleil es un Caso de Negocios de culto, utilizado en Harvard y en las mejores Escuelas de Negocios, que apela al talento primero, centrado en esos potenciales pasa a trabajar en la estrategia, para así tener como consecuencia un resultado deseado y planificado o mejor.

Guy Llibeté, en 1984 siendo acordeonista creó Cirque du Soleil (con 73 empleados), actualmente es su CEO (con más de 3000 empleados), artista, filántropo, entrepreneur, el 11avo empresario más rico de Canadá, es hoy un hombre de negocios del arte centrado en el talento de las personas. En el campo de las empresas a diario encontramos cerca del 50% de las personas trabajando en funciones y tareas que las hacen sentir entre algo y totalmente desubicadas en lo profesional; dentro de esa mitad un 20% está totalmente desubicado respecto de su potencial. Hay variadas encuestas internacionales que demuestran que empleados y jefes están convencidos que dejan de usar más de la mitad de su potencial en el trabajo. Cuando todas las personas, o casi todas, empiecen a SI utilizar sus talentos potenciales NO utilizados hasta ahora, ¿Cuál será el resultado del negocio? ¿Será sustentable así?... Sí! la efectividad y sustentabilidad organizacional es directamente proporcional al uso de los talentos potenciales de las personas y su alineación con el propósito organizacional, lo vemos a diario.

 

Potencial de Sustentabilidad

En un contexto de incertidumbre económica no es sencillo mantener una perspectiva de futuro por medio de una estrategia que apoye dicha sustentabilidad en forma sistémica, desde un entorno globalizado de los negocios y preocupado en parte por la sustentabilidad del planeta mismo y entre otras cosas de los negocios. Ya cansa!

El delicado equilibrio organizacional originalmente tenía como modelo el foco en el accionista y los resultados –Stakeholder value-. Estamos viviendo una larga etapa de cambio de modelo en el cual pareciera, desde Elton Mayo, que el foco del equilibrio de las organizaciones es la Persona y sus talentos como creadores de valor agregado, pero las acciones no se dirigen siempre a ese factor.

Algunos autores como Maturana y Senge nos invitan a pensarnos sistémicamente y comprender que las organizaciones son sistemas al igual que nuestro cuerpo (como aboga S. Covey), si funciona mal el hígado, el páncreas se resentirá y el corazón también… Cómo funcionan las personas? Al pensar a las organizaciones (Empresas, Sindicatos, ONGs, Gobiernos, Universidades, etc.) como sistemas de muchos focos ejes, como dice Maturana: el sistema, del sistema, del sistema.

Podemos decir que hoy la sustentabilidad es la expresión de un equilibrio sistémico organizacional. La pregunta que nos hacemos es si hay alguna condición de sustentabilidad del negocio que siendo parecida en términos relativos a las otras apalanque al resto para concentrarnos en ella. Ver Ley de Pareto (1)

Esta pregunta nos lleva casi invariablemente de nuevo al ser humano para dar la respuesta. Es el ser humano con su creatividad e innovación que tiene la posibilidad de hacer de su ámbito un espacio sustentable, la empresa, la rentabilidad, su familia, el negocio, el club, sus inversiones,…

Acudimos aquí a las neurociencias y a los filósofos. Dice la entrada al templo de Apolo en Delfos: “Conócete a ti mismo” (γνῶθι σεαυτόν), atribuido entre otros a Heráclito, Sócrates y Pitágoras como una forma de mejora personal. La complejidad del ser humano nos lleva a pensar el “Conócete” como una tarea titánica y dolorosa algunas veces. En un proceso siempre incompleto y que terminará inacabado. Un proceso donde el camino mismo del conocerse es lo valioso… el resultado es el recorrido, es una ruta sin destino.

Profundizar como personas, como líderes, como mujeres y hombres de negocios en nuestras posibilidades para hacer Sustentable esta vida nuestra de cada día es el desafío del Líder de Negocios Sustentables.

Siguiendo con el camino de la sustentabilidad humana las neurociencias, la década del cerebro (1990-2000) y sus investigadores, nos han proporcionado herramientas que mejoran ampliamente las opciones que tenemos de conocernos más en nuestras posibilidades de usar nuestro verdadero potencial y que representa el mejor aporte que podemos darle al negocio, la mejor forma de ser líderes. Cada día en nuestro trabajo con Talentum en la identificación y desarrollo del potencial de las personas en las organizaciones, encontramos personas con áreas de potencial dormidas o desconocidas que se asombran de sus opciones de desarrollo que hasta ahí estaban casi en desuso. Jefes que se asombran al descubrir deseos y potenciales inexpresados de sus subordinados que al desplegarlos se transforman a sí mismos y transforman su entorno para mejor.

Proponemos: facilita que tu gente se conozca desde lo más profundo (no el atajo fácil, el auto-administrado, yo soy tipo X o Y, soy 3 o soy 9), celebra sus talentos haciendo así de su potencial un centro de sustentabilidad; todos tus empleados usando al máximo su potencial, sintiendo pasión por lo que hacen… sintiendo fluir en la tarea. Provee una estrategia que una el talento potencial con el resultado del negocio, pídeles que en sus resultados se midan ellos mismos y desearán superarse como el más apasionado deportista.

A Roger Federer nunca lo asaltó la duda de con qué mano debería jugar al tenis, ni su entrenador jamás intentó que mejore su juego usando su peor brazo más que como un auxiliar y eventualmente.

Estando en confianza y armonía con uno mismo, estamos en armonía con otros y con el entorno: sustentabilidad.


(1) Nota: Según nuestro amigo Pareto, dueño de la ley del 80-20, la mayoría de las veces se demuestra que el apalancamiento del 20% de las variables hace que el otro 80% sea una consecuencia; por ejemplo: el 80% de los defectos de calidad radican en el 20% de los procesos, al mejorar esos procesos el resto desaparece. Esto nos permite Focalizar en lo que más apalanca el resultado.

lunes, 12 de marzo de 2012

Crisis Profesional


….Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. El mundo es eso - reveló-  un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con la luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay gente de fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores…  otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende…      
                                                                                                         Eduardo Galeano

Amigo, desde que comenzamos la vida adulta las crisis profesionales, laborales, personales son un tema para cerca de la mitad de las personas.

Cuando encaras una posibilidad laboral, una carrera Universitaria, un posgrado, el MBA y una vida de trabajo no saber qué hacer eso es crisis.
Casi todos pasamos por algún par de crisis vocacionales entre los 30 y los 50 años. Una de las últimas crisis profesionales que enfrentamos viene en el momento del retiro cerca de los 60 a 65 años.

Todo es la evolución y el crecimiento de cada persona que también impacta en su vocación y su quehacer de distintas maneras para cada uno.

Parte de los paradigmas que dirigen nuestras primeras decisiones tienen que ver con: algunos modelos sociales del momento en que nacimos y en el que vivimos, nuestra historia personal, amigos y familia, algunas expectativas de nuestros padres, algunos modelos familiares estrictos, nuestros valores, la sociedad en la que realizaremos esta elección…

En algunas personalidades están presentes las contribuciones que desean hacer, el legado, en otro tipo de personalidades están más presentes las formas en las que desean vivir la vida; muchos no tienen idea y no encuentran la forma de explorar y hacer elecciones claras que les permitan establecer un rumbo…
A veces algunos paradigmas de éxito, fama y dinero condicionan un futuro aparentemente incierto en algunas profesiones “mal miradas”… Otras veces la autoestima juega malas pasadas minando la autoconfianza y por lo tanto las posibilidades de autodesarrollo.

Esta situación genera ansiedad, desasosiego, abismos mentales, inseguridad, pérdida de identidad por pérdida de pertenencia, búsquedas sin rumbo por la amplitud de posibilidades que hoy se presentan, diversidad de intereses que marean en lugar de orientar.
Encontrar el rumbo profesional es una tarea muy íntima y personal ya que depende de nuestras opciones de autodesarrollo, de nuestra forma de ver posibilidades y no barreras.

Nadie estudiará, trabajará o investigará en nuestro lugar. Tenemos opciones: consultar a un coach especializado, hacer algunas pruebas de autoconocimiento, escuchar a quienes ya han hecho cambios, buscar alternativas inexploradas, preguntar opiniones a quiénes nos conocen. Para al final de la tarea tomar decisiones propias, centradas en uno mismo, en la ambición y en las propias posibilidades que uno decide abrir o cerrar conscientemente. Abandonando la falta o el exceso de autoestima, tomando el camino de ser uno mismo.

Nosotros trabajamos hace años, ayudando en procesos de orientación y desarrollo profesional, con personas y con equipos, y desde las empresas, universidades y organizaciones que nos solicitan ayuda, para encontrar su camino laboral. Lo hacemos apoyados con el sistema Talentum. Esta es una tarea muy agradable ya que siempre el resultado es una perspectiva mejor donde el pasado es lo que abrumaba y el futuro es lo que nos permitirá realizar una visión personal de uno mismo más efectiva.

El proceso puede ser difícil, corto o largo, no eterno, puede requerir “dejar ir” muchas cosas, enfrentarnos con nuestras sombras más ocultas, sospechar de uno mismo para hacernos las preguntas más difíciles  como sugiere J. Campbell en “El camino del héroe

Humberto Maturana pide reflexionar sobre: “¿qué queremos conservar?... ¿cómo queremos vivir?

Eduard Spranger nos invita: “Conviértete en el que ya eres”.

Steve Jobs recientemente desaparecido sugiere: “Tu tiempo es limitado. No lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto”.

lunes, 5 de marzo de 2012

Talento, Trabajo y Fluir en la Tarea

Era el mes de Junio y estaba viajando desde El Salvador hasta Panamá. Me encontraba haciendo balance de las actividades desarrolladas en el cuarto Congreso Latinoamericano de Recursos Humanos, cuyo nombre para ese año era en Búsqueda del Talento. Entrelazada con esos pensamientos apareció ante mí un atardecer casi único en el canal de Panamá y una fila interminable de buques esperando paso por el mítico estrecho. Comencé a sacar fotos y así retomé mis reflexiones sobre talento, trabajo y pasión.

Creo que talento es el don, las motivaciones, las habilidades, el potencial y las herramientas que nos permiten sentirnos efectivos. Talento es fuego interior. Es también un lugar de placer, de paz y una pasión. Es respetarse y respetar valores, principios que nos mueven a la acción y nos motivan. Es fluir mientras se hace o no se hace, mientras se está allí, presente con todos los sentidos. Es nuestro potencial.

Sé que Fluir es una sensación de no esfuerzo, donde el cansancio no existe, el trabajo no es tal y la obligación es desconocida. La pasión se enciende y el tiempo vuela sin relojes ni espacios. Alcanzar la experiencia cumbre solo es un corolario, ya que el camino es lo trascendente. (M. Csikszentmihalyi,1990). Si es el mejor escalando, sacando fotos o haciendo cálculo financiero, no es lo importante. Importa lo que siente cada uno cuando es lo que es y escala su propia montaña. Es allí que surge esa llama interior que se enciende justo en el centro en lo profundo de cada uno! Es el yo ideal a la par del yo real (Horney1950), la luz y la sombra (Jung,1930), es todo lo que sabe y lo que no.

Talento también es la experiencia cumbre que puede ser diminuta o infinita. Es la justa tensión entre Talento, Desafío, Pasión y Posibilidades. Es la suma de todos los esfuerzos. Prácticas y ensayos, no descansar y no sufrir. Es toda su experiencia y la experiencia de otros que le enseñaron y cultivaron en su aprender. Es muchas veces el resultado de una vida completa. Cuando Talento y Trabajo se encuentran con la Pasión trabajar se transforma en una Experiencia Cumbre. Las partes interesadas de todas las organizaciones indudablemente pensarán que esta circunstancia laboral es la mejor para los miembros de sus empresas y para los resultados de las mismas. Nuestras organizaciones pueden estar repletas de personas apasionadas por su tarea. Ayudemos a que cada uno conozca su pasión y la lleve a la acción.