miércoles, 6 de enero de 2010

"El tiempo persiste solo como una consecuencia de los acontecimientos que ocurren en él" M. Hidegger



Muchas veces haciendo aquello que nos entusiasma el tiempo vuela! otras nos encontramos con que el reloj parece detenido ... el tiempo no pasa... generalmente cuando quisiéramos que pase rápido... Benedict Carey escribe en The New York Times del 4 de Eneroo sobre el tema y yo me pregunto: ... adónde irán a parar los talleres y libros sobre administración del tiempo!
Dice en su nota de esta semana que si usted se pregunta adónde se me fué el tiempo es mejor que no se lo pregunte a su cerebro.. parece que no tiene idea!
Según Carey una teoría sostiene que el cerebro posee un conjunto de celulas especializadas en contar intervalos de tiempo... la otra es que una gran cantidad de procesos neurales actúan como un reloj interno.
Ya ha sido demostrado hace tiempo que el cerebro cuando se lo deja aislado de indicadores del paso del tiempo, sin relojes y sin ver si es de día o de noche tiene a Comprimir el paso del tiempo. Así el explorador Michel Siffre vivió 2 meses en una cueva y al salir estaba convencido que pasaron solo 25 días..
Parece que todo en realidad depende de la memoria!
Finalmente recomienda hacer un inventario concentrado de los desafíos y objetivos que ocurrieron durante el último año. De esta manera le damos al cerebro la oportunidad de compeltar el año con recuerdos y el tiempo percibido...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario