lunes, 12 de marzo de 2012

Crisis Profesional


….Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. El mundo es eso - reveló-  un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con la luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay gente de fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores…  otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca se enciende…      
                                                                                                         Eduardo Galeano

Amigo, desde que comenzamos la vida adulta las crisis profesionales, laborales, personales son un tema para cerca de la mitad de las personas.

Cuando encaras una posibilidad laboral, una carrera Universitaria, un posgrado, el MBA y una vida de trabajo no saber qué hacer eso es crisis.
Casi todos pasamos por algún par de crisis vocacionales entre los 30 y los 50 años. Una de las últimas crisis profesionales que enfrentamos viene en el momento del retiro cerca de los 60 a 65 años.

Todo es la evolución y el crecimiento de cada persona que también impacta en su vocación y su quehacer de distintas maneras para cada uno.

Parte de los paradigmas que dirigen nuestras primeras decisiones tienen que ver con: algunos modelos sociales del momento en que nacimos y en el que vivimos, nuestra historia personal, amigos y familia, algunas expectativas de nuestros padres, algunos modelos familiares estrictos, nuestros valores, la sociedad en la que realizaremos esta elección…

En algunas personalidades están presentes las contribuciones que desean hacer, el legado, en otro tipo de personalidades están más presentes las formas en las que desean vivir la vida; muchos no tienen idea y no encuentran la forma de explorar y hacer elecciones claras que les permitan establecer un rumbo…
A veces algunos paradigmas de éxito, fama y dinero condicionan un futuro aparentemente incierto en algunas profesiones “mal miradas”… Otras veces la autoestima juega malas pasadas minando la autoconfianza y por lo tanto las posibilidades de autodesarrollo.

Esta situación genera ansiedad, desasosiego, abismos mentales, inseguridad, pérdida de identidad por pérdida de pertenencia, búsquedas sin rumbo por la amplitud de posibilidades que hoy se presentan, diversidad de intereses que marean en lugar de orientar.
Encontrar el rumbo profesional es una tarea muy íntima y personal ya que depende de nuestras opciones de autodesarrollo, de nuestra forma de ver posibilidades y no barreras.

Nadie estudiará, trabajará o investigará en nuestro lugar. Tenemos opciones: consultar a un coach especializado, hacer algunas pruebas de autoconocimiento, escuchar a quienes ya han hecho cambios, buscar alternativas inexploradas, preguntar opiniones a quiénes nos conocen. Para al final de la tarea tomar decisiones propias, centradas en uno mismo, en la ambición y en las propias posibilidades que uno decide abrir o cerrar conscientemente. Abandonando la falta o el exceso de autoestima, tomando el camino de ser uno mismo.

Nosotros trabajamos hace años, ayudando en procesos de orientación y desarrollo profesional, con personas y con equipos, y desde las empresas, universidades y organizaciones que nos solicitan ayuda, para encontrar su camino laboral. Lo hacemos apoyados con el sistema Talentum. Esta es una tarea muy agradable ya que siempre el resultado es una perspectiva mejor donde el pasado es lo que abrumaba y el futuro es lo que nos permitirá realizar una visión personal de uno mismo más efectiva.

El proceso puede ser difícil, corto o largo, no eterno, puede requerir “dejar ir” muchas cosas, enfrentarnos con nuestras sombras más ocultas, sospechar de uno mismo para hacernos las preguntas más difíciles  como sugiere J. Campbell en “El camino del héroe

Humberto Maturana pide reflexionar sobre: “¿qué queremos conservar?... ¿cómo queremos vivir?

Eduard Spranger nos invita: “Conviértete en el que ya eres”.

Steve Jobs recientemente desaparecido sugiere: “Tu tiempo es limitado. No lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto”.

4 comentarios:

  1. Como siempre, una vez más nos haces reflexionar... Y sobre todo tomar el coraje de ser realmente quien somos

    Afectuosamente, quien te admira mucho

    Marce Lalli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcela,
      Gracias por tus palabras!
      Si es verdad eso de que hace falta coraje paa ser uno mismo y más aún para mostrarlo a los cuatro vientos... respetando a quienes no crean igual y a quienes crean distinto... No hay una verdad, no hay verdad hay ser y percibir nuestro ser y algunos hechos que no ayudan...
      Un abrazo grandote!
      Cris

      Eliminar
  2. Cristina, en medio de mucho exito, viajes y prosperidad, la verdad es que estoy viviendo una crisis profesional tal como la describes y siento profundamente que necesito ayuda para encontrar mi camino para los proximos años. Podrías reconmendarme a alguien que pueda consultar aqui en Colombia? un socio estratégico quizá?. Te agradeceré profundamente tu respuesta a mi email que cito abajo.

    Amanda
    solosuscripciones@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Amanda!
      Te comprendo y agradezco tu confianza.
      Pásanos tu usuario de skype o un telefono al email: projectoneto@gmail.com

      Nos contactaremos contigo para encontrar la persona indicada en tu localidad.

      Abrazo Cris

      Eliminar