domingo, 29 de agosto de 2010

Miedo y Enojos: Organizaciones y Jefes que los despiertan

Frágiles como tulipanes al viento las organizaciones cerradas al cambio y al aprendizaje, que aprueban las persecusiones personalizadas, basadas en el estilo "sigamos haciéndolo así", faltas de creatividad y humanismo, contaminando el planeta y a las personas que las integran, aparentemente solo movidas por el resultado o "bottom line"... promueven las peores patologías entre sus redes de empleados, clientes, proveedores, accionistas y partes interesadas. Casi podríamos decir que son organizaciones suicidas. Buscan su autodestrucción desde varios flancos. Todas ellas como corresponde a estas patologías son presas del miedo y la mayoría de sus redes padecen de enojos causados por sus acciones y miedos causados por su accionar.
Hoy en la Nación Jorge Mosqueira comenta una investigación que se hizo en Gran Bretaña en la cual se pone en blanco y negro esta realidad. Dice esta encuesta que el 85% de los empleados tema pedirle ayuda a su jefe. Con todas las causas que al lector avezado se le ocurran: el jefe no me va a poder ayudar porque no sabe, tienen miedo a parecer inseguros, no quieren molestar... Si a ello le sumamos la encuesta de Gallup que dice que la mitad de las personas cree que solo está entregando la mitad de su potencial posible en la organización y que la mayor causa de la falta de entrega del talento es la actitud del jefe o líder... ?? Me hace pensar que nuestro gurú Maturana está cada días más acertado cuando nos dice que estamos ante el final de liderazgo ... para pasar a una nueva forma de trabajo colaborativo... la encuesta británica afirma que dichos empleados buscan las respuestas a su inquietudes en otros compañeros o fuera de la organización... 
También existen organizaciones sanas y que promueven el crecimiento de todos los involucrados. Organizaciones que valoran las conversaciones y la colaboratividad, que creen en sus empleados y viceversa... 
Me pregunto y les pregunto y mientras tanto qué haremos? cómo transitaremos este nuevo estado de las organizaciones? que haremos con el miedo y el enojo que empantana todas las  relaciones, la creatividad y los resultados? ... Estamos los hombres enojados con el planeta ese mismo planeta que nos muestra toda su fuerza y nos da miedo... entonces sin querer pero inconscientemente queriendo lo destruimos y con el a nosotros mismos... Tienen hijos estos hombres que firman esas órdenes de compra... tienen futuro..
Soy una optimista empedernida y creo que si podemos transitar esta etapa tal como nuestros antepasados pasaron guerras y se subieron a los barcos y llegaron a tierras desconocidas conquistar nuevas oportunidades para sus familias, sus hijos, nuestros padres y nuestros abuelos y bisabuelos..
Creo también que es importante recordar que tenemos valores y principios ... que ya conocemos como la ley de la gravedad... sabemos que saltar del piso nro 10 nos garantiza el fin de nuestros días ... sabemos que contaminar termina con el planeta y que maltratar a los empleados termina con la autoestima de nuestros colaboradores y destruye sus sistema... El valor del respeto es tal vez una forma de empezar... a respetarnos a nosotros mismos y todos los seres que os rodean... 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario